Razón de vivir

02:06

Nunca creí en las casualidades, ni en las formulas de la felicidad.
Con el tiempo aprendí a reírme cuando todo lo que sentía era dolor.
Tuve que conocerte para darme cuenta que todo aquello que había vivido, 
en realidad no era vida.


No robes mis palabras. Este blog está protegido bajo la licencia de Creative Comons.. Con tecnología de Blogger.